Familia venezolana ilegal no puede retirar niño fallecido desde el SML

Una doble tragedia vive una familia venezolana, tras la muerte de Liam, un niño de 1 año y 10 meses, quien cayó a una piscina ubicada en su casa de Villa La Parva de Los Andes.

Después de un arduo trabajo del SAMU, fue reanimado y enviado al Hospital San Camilo, donde luchó por su vida hasta el martes 20, cuando falleció durante la tarde, por causas «indeterminadas», según señaló la Brigada de Homicidios.

Por lo mismo, el pequeño fue enviado al Servicio Médico Legal (SML), para poder establecer las causas de su muerte.

Un calvario por donde se le mire. Pero este jueves se superó todo lo esperable. Los familiares de Liam no pudieron retirar su cuerpo para darle cristiana sepultura, por una causa contundente. La familia completa vive en nuestro país en la más completa ilegalidad. Gilda, la madre, está destrozada.

Juan, el tío del pequeño fallecido, explicó todo lo que le están solicitando, para poder sacarlo del Servicio Médico Legal.

La Apostilla es una certificación de documentos emitidos en el extranjero. Juan y Gilda sólo tienen la partida de nacimiento de Liam. Ellos no cuentan con documentación de identidad de su propio país, Venezuela.

Todo esto ha complicado las gestiones para poder retirar al niño desde el SML. De hecho, en estas condiciones, ni siquiera podría ser sepultado en un Cementerio.

Durante el día se han registrado gestiones a alto nivel, llegando incluso a involucrar al Ministerio de Justicia. Y se trabaja para buscar una solución, apelando a razones humanitarias y a la Convención de los Derechos del Niño.

Este viernes, el Juzgado de Letras de Los Andes tomará una decisión.

 

Comentarios