¿Quiere vivir más años? Disminuya el consumo de sal

Investigadores de la Universidad de Tulane, en Luisiana, afirman que las personas que añaden sal a sus comidas, tienen un 28 % más de riesgo de morir prematuramente. Esto equivale a reducir la esperanza de vida en 2,28 años en el caso de los hombres y en 1,5 años en el de las mujeres a la edad de 50 años.

Según la nueva investigación, que estudió a más de 500.000 británicos de mediana edad, la práctica de añadir sal a los alimentos con frecuencia estaría relacionada con la muerte prematura por causas como enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias o cáncer.

Evite sazonar en exceso

El estudio no descarta definitivamente otros factores, como que el consumo de sal sea un indicador de un estilo de vida menos saludable en general, pero el equipo responsable del trabajo afirma que las pruebas son lo suficientemente convincentes como para que la gente considere evitar sazonar sus comidas.

Los investigadores querían averiguar si la frecuencia con la que se añade sal a los alimentos influye en la muerte y la esperanza de vida. Lo que encontraron, según los investigadores, fueron 18.474 muertes prematuras documentadas.

Según los académicos, dirigidos por el profesor Lu Qi, de la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane, Estados Unidos,  los resultados tienen varias implicaciones importantes para la salud pública.

«Que yo sepa, nuestro estudio es el primero que evalúa la relación entre la adición de sal a los alimentos y la muerte prematura», aseguró en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Cardiología.

«Proporciona pruebas novedosas para apoyar las recomendaciones de modificar los comportamientos alimentarios para mejorar la salud. Incluso una modesta reducción de la ingesta de sodio, añadiendo menos sal a los alimentos en la mesa o no añadiéndola, es probable que produzca beneficios sustanciales para la salud, especialmente cuando se consigue en la población general», agregó.

Consuma más frutas y verduras

Además de descubrir que añadir siempre sal a los alimentos estaba relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura por todas las causas y una reducción de la esperanza de vida, los investigadores descubrieron, según el comunicado de prensa, que estos riesgos tendían a reducirse ligeramente en las personas que consumían las mayores cantidades de frutas y verduras, aunque estos resultados no fueron estadísticamente significativos.

«No nos sorprendió este hallazgo, ya que las frutas y verduras son fuentes importantes de potasio, que tiene efectos protectores y se asocia a un menor riesgo de muerte prematura», dijo el profesor Qi. «Dado que nuestro estudio es el primero que informa de una relación entre la adición de sal a los alimentos y la mortalidad, se necesitan más estudios para validar los resultados antes de hacer recomendaciones», añadió.

El profesor Qi y sus colegas llevarán a cabo más estudios y esperan realizar posibles ensayos clínicos para comprobar los efectos de la reducción de la adición de sal en los resultados de salud.

Fuente: Deustche Welle

Comentarios