Escuela de Lenguaje suspende a funcionarias que maltrataron a alumnos.

Desde hace 22 años, funciona en San Felipe la Escuela de Lenguaje «Mis Nuevas Palabras». Nació como un proyecto de dos profesoras: Pilar Flores y Marioly Lucero, ambas sanfelipeñas.

Se instalaron en 1 Norte con Abraham Ahumada. Y no se movieron más de ahí.

En la última semana, algo se quebró. Tratos impropios, Padres molestos, hijos afectados. Escuela dañada.

Denuncias públicas, funcionarias suspendidas y enfrentar algo que nunca pensaron.

Se consideran garantes de los derechos de niños y niñas. Así lo dijo una de las propietarias y Jefa de UTP, Marioly Lucero.

En una declaración pública, la Escuela de Lenguaje «Mis Nuevas Palabras» aseguró que «para nosotros lo más importante son las personas, familias, comunidad y sobretodo los niños y las niñas del valle de Aconcagua, por lo que trabajaremos arduamente en revisar todo nuestro quehacer educativo y protocolos a fin de asegurar que una situación como esta no se vuelva a producir.»

Comentarios